¿Qué ofrece nuestra flota?

10-05-2017

Nosotros ofrecemos una amplia gama de yates para que cada persona adapte su experiencia de viaje. Dependiendo del tipo de visita y de las características de la ruta, puede ser conveniente contar con un determinado tipo de nave. Por este motivo, y sobre todo si es la primera vez que se quiere alquilar un barco, recomendamos que se pregunte a la empresa que los comercializa.

En este artículo describimos el tipo de barcos que podemos ofrecer para que el cliente elija lo que prefiera. Tenemos la posibilidad de vender la nave, pero también la alquilamos en los principales puertos deportivos del país.

​Gama de barcos

Hay muchos clientes que desean barcos sin tripulación para sus viajes, pero nuestro deber es atenernos a la legislación vigente y, además, priorizar la seguridad. Por este motivo, tenemos que recordar que la legislación española obliga a que los barcos con más de 15 metros de eslora cuenten, como mínimo, con un capitán.

Esto significa que la principal división está en ese aspecto, así como también en los conocimientos de la persona que lo quiera arrendar. Nosotros disponemos de yates grandes y pequeños, de manera que se puede optar por una experiencia diferente. Evidentemente, y como principio general, cuanto más grande es el barco, más gastos requiere, aunque hay que decir que con excepciones. 

En los últimos años, el acceso a los yates se ha extendido y, aunque no es un gasto barato, sí está al alcance de personas con un nivel adquisitivo medio alto y que quieran pasar unas vacaciones diferentes. Se puede contratar por días o por semanas, de manera que ofrecemos flexibilidad para distintas situaciones.

Grandes yates

Los grandes yates concebidos para pasar unas vacaciones con todos los servicios necesarios. Hay habitaciones, salón de estar, baño y cocina, de ahí que sean como una casa particular. Dependiendo de las necesidades, la mayoría de los grandes yates pueden acoger hasta 8 personas de noche y tienen una eslora de 20-22 metros, aunque podemos encontrar modelos que sobrepasan ampliamente los 25 metros.

Hay que recordar que, como mínimo, el yate necesita del concurso de un capitán por cuestiones de seguridad, aunque también es habitual que la persona que lo alquila contrate servicio de cocina y tripulación completa.

Los modelos Ferreti tienen la suficiente versatilidad como para poder encontrar algo que se ajuste a las preferencias del cliente.

Pequeños yates

Los yates de menos de 15 metros de eslora no necesitan capitán, siempre y cuando la persona que lo alquila tenga conocimientos de navegación. Suelen tener una estructura más sencilla y no tener equipamientos tan complejos, aunque va a depender del modelo. En algunos casos, solo caben dos personas mientras que, en otros, hay espacio para familias enteras.

Por ejemplo, los modelos Fairline tienen las suficientes estancias como para poder dormir.