Conocer Formentera a bordo de un yate

Navegar en Formentera a bordo de un yate de alquiler
08-17-2016

Una de las islas con más encanto de Baleares es Formentera. Sus aguas calmadas, la protección de las zonas naturales y el hecho de que solo se pueda llegar desde Ibiza en barco es toda una aventura. Alquilar un barco en Formentera o Ibiza y navegar por sus aguas es una experiencia inolvidable. 

Es la isla de la calma donde todo el posible y la menor de las islas baleares. Este verano coge el barco y sumérgete en Formentera, algo divino y casi virgen te espera. Y si no puedes este verano cualquier época es buena para navegar por las tranquilas aguas de Formentera

Faros de Formentera

Los faros acaban siendo protagonistas de estas islas. En Formentera, una vez hemos llegado con nuestro barco o con el de la empresa de alquiler de charters, hay muchas cosas que visitar. Entre los faros, destaca el faro de la Mola, de larga historia y tradición, lo encontramos en el lugar más alto y, antiguamente, servía como defensa del resto de la isla para los barcos piratas que llegaban. Ahora es el mirador más alto de la isla desde donde ver fantásticas vistas al mar o a los parques naturales de la zona. Es el faro en el que se han rodado anuncios y destacadas películas, y es que el paisaje bien lo vale.

Parque Natural de Ses Salines

Seguimos con el barco y llegamos a algunos de los ejes clave de esta isla. El parque natural de Ses Salines está ubicado entre Ibiza y Formentera. Es uno de los parques protegidos de España y tiene destacado valor al ofrecer un mundo interior marino especial, al agrupar toda clase de especies endémicas. Cuenta con 2752,5 ha terrestres y 14.028 ha marinas, y el 85% del territorio del Parque es de medio marino con la llamada Posidonia oceánica. La ventaja de la posidonia, que puede verse desde un barco haciendo una excursión, es que es una planta marina distinta que favorece el mantenimiento de las poblaciones de peces y organismos marinos y además mantiene limpias las aguas del lugar. este parque también engloba algunas playas conocidas, por lo que tras la visita uno puede bañarse tranquilamente.

Playas inigualables

Sin duda alguna, la atracción principal de las Islas Balares son sus playas, algunas de las cuales están tan adentro que es difícil su acceso, solo pudiendo llegar en barco. Entre las playas de Formentera está la de Es Cavall d'en Borràs, cercana al puerto de La Sabina, siendo una playa tranquila que permite ver las embarcaciones que fondean frente a ella. Ses Platgetes, por su parte, es de arena blanca y es la envidia de muchos turistas cuando la ven por primera vez. 

Barcos y náutica

Todas las islas baleares destacan por sus barcos y el deporte náutico. Y Formentera no iba a ser menos. Cuenta con 69 Km de litoral, de los cuales 40 son de costa arenosa, y se erige como la isla para poder navegar con total tranquilidad sobre todo para la navegación a vela. Se puede ver el parque de ses salines y el mundo interior marino. Los vientos de Formentera son propicios para la navegación, en verano son ligeros y medios, mientras que en invierno cambian porque también hay periodos temporales con vientos superiores a 30 nudos. 

Actividades en familia

Además de la náutica, un deporte que se puede hacer en familia sobre todo durante los meses de verano, hay más cosas para hacer en Formentera cuando vamos con niños. Desde visitar el parque a ir de excursión en bici, a subir a los faros o pasar el día en sus calas, los niños se lo pasan muy bien entre islas con el fin de ofrecer un mundo distinto, rodeados de peces de colores.

Patrimonio cultural

Ver en Formentera edificios y otros exponentes de su historia más cultural también es posible en la isla. Es hora de amarrar el barco y ver algunos de los importantes ejemplos, como el sepulcro megalítico de Ca na Costa, un yacimiento funerario con vestigios que datan del 2000 a.C., hecho que lo convierte en el megalito más antiguo de las Illes Balears.  A su vez, está la capilla de sa Tanca Vella, de planta rectangular y cubierta con bóveda de cañón, fue adquirida por el Ayuntamiento de Formentera en 1983, y declarada Bien de Interés Cultural, en la tipología de monumento, en 1993. También se recomienda vera la Iglesia de Sant Francesc Xavier, declarada Bien de Interés Cultural, en la tipología de conjunto histórico, en el año 1996; la iglesia del Pilar de la Mola, de Bien de Interés Cultural, en la tipología de conjunto histórico, en 1996; la colonia penitenciaria de Formentera, las torres de defensa; Camí de sa Pujada; las paredes de piedra seca; los molinos harineros, que son el Molí d’en Teuet (1773), el Molí Vell de la Mola (1778) y el Molí de ses Roques (1797). 

De compras

También en Formentera se puede ir de compras como en el resto de las Islas Baleares. Hay mercadillos y ferias, como la Feria de arte y artesanía que tiene lugar desde primeros de mayo hasta el día del Pilar en la Mola. En ella hay también músicos, malabares, y otros artistas que acogen a un gran número de visitantes que aumenta con los años. El Mercado Artesanal de Sant Ferran abre todos los días menos miércoles y domingos y es también punto de encuentro de buena parte de turistas y autóctonos de la isla que muestran sus artesanías y que venden productos en un entorno paradisíaco.