Rincones para navegar por las Islas Baleares

Navegar en Baleares
09-29-2016

Navegar es un placer y si se realiza en el mediterráneo es todavía mejor. Las Islas Baleares ofrecen aquello que esperamos: puestas de sol, calas y mares tranquilos, vegetación,parques, cultura y un paisaje Patrimonio de la Humanidad ideal para fondear o bien dejarse llevar por el mar.

Mallorca es la isla de mayores dimensiones. Tiene una gran experiencia marinera, por lo que los barcos vienen y van en mayor mesura por calas, playas y los puertos deportivos más conocidos. Cuando uno quiere experimentar con un yate, es mejor acercarse a calas espectaculares, donde ver rocas y otros elementos de la naturaleza. Algunas de las calas más hermosas de esta isla a la hora de navegar son cala S’almunia, recóndita y con ese encanto que nos lleva al pasado verdadero de la isla, donde se ven todavía las antiguas casetas de los pescadores y rocas con cuevas a las que llegar. Mientras que cala Mondragó está en un parque natural con todo tipo de vegetación y unas aguas muy calmadas que permiten su fondeo para bañarse y nadar. 

Por su parte, Cala s’Illot es realmente muy tranquila, con prácticamente nulo oleaje para navegar sin problema, especialmente en familia cuando hay niños pequeños. En Cala  Estellencs abundan las piedras y las rocas, además cuenta con un embarcadero de pescadores que hace revivir el pasado marinero de las islas baleares bien cerca.  

Realizar fondeo en Mallorca es una de las principales actividades demandadas para quien decide alquiler un barco en esta isla balear. Hay diversos lugares para hacerlo, como ir a cala Moll o cala Pedruscada, dos bellezas que permiten ver paisajes distintos. Las posibilidades aumentan con el puerto de Ca’n Picafort, donde amarrar el barco para llegar a Alcudia, si se desea y poder practicar buceo que es fuertemente extendido en esta zona.

 
En Ibiza también hay muchos atractivos con el fin de navegar a nuestro aire y pasarlo muy bien, especialmente en el alquiler de barco y sus paisajes. Es el caso de Na Ximena rodeada de montañas con mucha vegetación y acantilados, además de cuevas para descubrir y quedarnos un rato si nos apetece. Mientras que otro lugar ejemplar es Port Benirrás, que presenta diversos barcos deportivos y aguas turquesas perfectas para fondear, ver su interior, e iniciarnos en esto del submarinismo. 

Cala Macarella, en Menorca, es un remanso de paz y de diversión a la vez. ¿Por qué? Simplemente porque muchas la consideran la playa con más encanto de Menorca, aunque en realidad hay muchas más. La brisa marina es protagonista mientras vas con el barco de alquiler y te dejas ver en la cubierta. 

Cala Saona, en Ibiza, es otro lugar conocido. Además de ver aguas tranquilas, también es el momento de disfrutar del bullicio de la gente. Amarraremos el barco y tomaremos algo en los diversos chiringuitos que hay junto al mar. Para fondear en Ibiza también encontramos un sinfín de destinos. Uno de ellos es Cala Jondar, pues hay entre 10 y 5 metros con fondos de arena y algas. Es un lugar tranquilo para tomar el sol desde cubierta o comer en el mismo barco en caso de que se esté incluido dentro del alquiler de yates en Ibiza. 

Las aguas cristalinas de Cala Bassa lo dicen todo. Ofrece un paisaje donde soñar despierto, pues acaba en una amplia playa de arena final y se puede fondear a 8-5 metros de sonda frente a la playa. Es menos tranquila que la anterior pues el turismo suele hacer acto de presencia durante todo el día. Por su parte, Cala Portitxol es de película. Por sus reducidas dimensiones, se puede fondear a 5 metros de sonda en fondo de arena y rocas. Vemos vegetación, aguas tranquilas y varios barcos de pescadores. 

En la costa este de Ibiza se realizan diversos recorridos en barco. Primero veremos los puertos deportivos de Marina Botafoch y Marina Ibiza, y se llega hasta la playa de Talamanca pero se recomienda no anclar a menos de 4 o 5 mts. de profundidad. Cala Llonga también es otra opción para fondear en Ibiza. 

Los alquileres de barcos en las islas baleares permiten ir de Ibiza a la preciosa isla de Formentera. De hecho, solo se puede llegar a la isla en barco, por lo que las excursiones hasta allí son numerosas. En Formentera es perfecto hacerlo en el parque por el Parc Natural de Ses Salines, un lugar mágico y preservado y protegido para ver las famosas posidonias que protegen las propias especies del mar.  

En la isla de Formentera podemos amarrar el barco para descubrir la isla. Es pequeña, se recorre en pocas horas, pero aporta historia gracias a algunos de sus faros, los molinos y las preciosas calas. De entre los recorridos más destacado para ir en velero está la playa de Illetes y la punta de Es Trucadors, la isla de Espalmador, Punta Pedrera, Can Marroig, Cueva del Moro, Punta Gavina… son lugares preciosos y también destinados para hacer buceo y otros deportes náuticos como el snorkeling, cada vez más demandado.