Turismo y barcos: Palma de Mallorca espera superar el 87,6% de ocupación hotelera en verano 2016

Turismo de yates en Mallorca
07-08-2016

No es ningún secreto que las islas baleares son las preferidas de los turistas en la época veraniega. Y el verano no ha podido empezar mejor para Mallorca, porque la capital, conocida por sus puertos deportivos y el alquiler de barcos, tiene un aumento ya del 6% de ocupación hotelera. 

Solo en el mes de mayo, todavía no siendo inicio de verano, Palma de Mallorca ha superado el 85% de ocupación, una cifra que el año anterior se mantuvo alrededor del 80%. Y las previsiones son buenas, ya que de mayo a septiembre se espera un incremento medio de la ocupación del 2,6%, comparándolo con el mismo periodo del año anterior.

Según datos de la Asociación Hotelera de Palma de Mallorca, el pasado año en esta temporada, la ocupación media hotelera fue del 85,46%. Y es que los hoteles triunfan en verano de la misma manera que lo hacen los barcos gracias a poder alquilarse y hacer excursiones por todo el mediterráneo. 

Según IBESTAT, de enero a mayo de 2016, las habitaciones de los hoteles de Palma Ciudad han tenido casi el 64% de ocupación, siendo el aumento de un 10,6% aproximadamente comparado con el otro año. Como nota general es de destacar que Palma cuenta con 43.000 plazas hoteleras, 7.770 en Palma Ciudad y un 7,7% de ellas (alrededor de 600) corresponden a los hoteles boutique abiertos en el centro de Palma.

Dejar el hotel y subir a un yate es una excelente opción para recorrer la isla de Mallorca. Y ver Palma desde el mar. La oferta hotelera de la ciudad se amplía y también lo hace su calidad, con una rentabilidad por habitación superior. Esto hace que los visitantes de alto poder adquisitivo también aumenten, ya no solo en verano sino en todos los meses del año. 

Palma de Mallorca tiene una oferta turística superior. Puertos deportivos, regatas con yates y barcos, excursiones en velero, visitas culturales, una oferta gastronómica muy variada…  por esto sus visitantes la recomiendan, nada menos que el 97%, mientras que los 95,5% dicen que volverían a Palma.