Visita cultural a las islas baleares a bordo de un barco

09-09-2016

Las Islas Baleares son exponente de cultura. Sea en sus museos, en ver un edificio diferente, en los poblados neolíticos de Menorca y mucho más, la mejor manera de explorar sus atractivos es a navegando por la Islas Baleares bordo de un barco ya sea en un barco propio o alquilando un barco para recorrer el Mediterráneo 

Un repaso a algunos edificios emblemñaticos para la cultura balear

De distintas épocas, muchos de sus edificios desprenden una arquitectura singular con estilos góticos y modernistas, entre otros.
Algunos ejemplos los tenemos en la cartuja de Valldemosa, en Mallorca, que tiene el origen de ser un palacio para el rey Jaume II y su hijo. Data del siglo XIV y lo mejor son las vistas que se ven desde este lugar, y la excursión que se puede hacer hasta la cartuja. No podemos dejar por alto la Catedral de Menorca, en Ciutadella, que se construyó sobre una mezquita árabe. Los barcos amarrados y la quietud del mar pueden divisarse desde lo alto. A su vez, además de la catedral de Mallorca que ofrece visitas guiadas a sus terrazas, conocida por todos, está la catedral de Ibiza, de estructura gótica y fechada en el siglo XIII. 
Los castillos también se extienden por la isla. Para movernos de una isla a otra, el barco es el transporte adecuado. En este caso, destacamos el Castell d'Alaró, de Mallorca, que ofrece las ruinas de este castillo. Los edificios que definen a Formentera son los molinos y los faros, considerados ya edificios principales de la isla. En las alturas sus vistas encandilan al más incrédulo. 
Si seguimos con castillos, también podemos visitar el Castillo de Capdepera, en Mallorca, una fortificación del siglo XIV. La ciudad romana de Pol·lèntia, en Alcúdia, Mallorca, presenta ruinas a las que llegar haciendo una excursión siendo el mayor exponente de la romanización de las Illes Baleares. Cogemos el barco, y nos adentramos en la bella Formentera para ver la torre des Garroveret, en Es Cap de Barbària, una torre que servía de vigilancia para todo el que pudiera venir a la isla. 
Las antiguas murallas de la ciudad de Ibiza datan del siglo XVI y su legado histórico es nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En sí, la arquitectura ibicenca representa una sensación para los sentidos. Sus casas blancas son imitadas en muchos territorios. Para terminar, alquilamos una embarcación para plantarnos en Menorca donde descubriremos la naveta dels Tudons, que data de 1.500 años a.C.

 
Museos y galerías de arte

La vida cultural de una comunidad o región se mide por sus obras, legados y museos. Las islas baleares representan una buena parte de ellos en galerías y museos de todas las épocas. Empezamos por el Museo Municipal de Pollença, en Mallorca, situado en el convento de Sant Domingo, y englobando pinturas de diversas épocas, desde la contemporánea a las góticas. El museo de Mar, en Sóller, en la misma isla, está en el único puerto natural de la Serra de Tramuntana.        
De Mallorca nos trasladamos directamente a Menorca, con nuestro barco, surcando los mares y alquilando embarcaciones a una empresa solvente de chárter de barcos.  El museo de Menorca, en Mahón, recoge ejemplos de vida e historia de Menorca, mientras que vale la pena ir al museo del Queso, en Ferreries, ya que el famoso queso de Mahón es de DO y protegido. 
Una vez amarrado el barco que hemos alquilado en las islas baleares, entraremos en el Museo de Etnografía de Formentera, que se encuentra en Sant Francesc Xavier y presenta las herramientas que se usaban en la isla para diversos oficios. Mallorca engloba importantes galerías de arte que deben tenerse en cuenta cuando paseamos por sus calles del centro. Muchas de ellas son gratuitas y presentan la obra de nuevos artistas emergentes que muestran sus dotes artísticas.
En la misma isla, la Granja de Esporles conjuga gastronomía y artesanía para conocer las raíces de las islas baleares. En Palma de Mallorca se sitúan algunos de los museos y galerías más importantes de las islas baleares. Destaca la colección March (Fundación Joan March), el Museo de Arte Español Contemporáneo que muestra obras de consagrados artistas, como Dalí, Miró y Picasso. Por su parte, el Palacio Episcopal y Museo Diocesano de Palma es la residencia del obispo de la isla y expone piezas que tiene el patrimonio de la iglesia. 

Yacimientos y poblados prehitóricos

Algo que caracteriza a estas islas estrella del Mediterráneo son sus yacimientos y restos de épocas muy antiguas. De hecho, además de las excursiones en yate, son algunos de los más visitados. 
Citaremos los yacimientos arqueológicos de Son Real, dentro de Santa Margalida, en Mallorca o el Poblado Torre Llafuda, en Menorca, siendo un poblado prehistórico que representa las viviendas y cuevas en las que vivían los antepasados. Mientras que el poblado prehistórico de Talatí de Dalt, en Menorca, deja entrever los diferentes monumentos que fechan de esta época. 
En la isla de Ibiza, está el poblado fenicio de sa Caleta, en Sant Josep de sa Talai, un ejemplo prácticamente único de la época fenicia en todo el Mediterráneo, y nombrado Patrimonio de la Humanidad. En la misma isla, hay un recinto amurallado en el barrio Dalt Vila que se estableció como protección para los que llegaban a la isla. 
En Formentera, Ca na Costa representa uno de los sepulcros megalíticos de mayores dimensiones de las baleares, donde sobresale un gran dolmen.